Publicado el 09-04-2007 / Edición Nº 6 / Año III

 

















LA CONSTRUCCI√ďN DEL CONSENSO. GESTI√ďN DE LA COMUNICACI√ďN GUBERNAMENTAL
por Cabás, Pablo
CONICET
Cabás, Pablo (09-04-2007). LA CONSTRUCCIÓN DEL CONSENSO. GESTIÓN DE LA COMUNICACIÓN GUBERNAMENTAL.
FISEC-Estrategias - Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora
Año III, Número 6, pp.3-11
ISSN 1669- 4015
URL del Documento : https://www.cienciared.com.ar/ra/doc.php?n=608
URL de la Revista : https://www.cienciared.com.ar/ra/revista.php?wid=9
Botn Derecho para Descargar Documento Completo
(PDF)
47878 Bytes


Si existe un área en la que convergen la teoría democrática y la comunicación política, ese es el del proceso de construcción de los consensos sociales y políticos necesarios para la gobernabilidad democrática y la legitimidad política. Un tema de tal envergadura es el que se analiza con gran profundidad en la reciente publicación "La construcción del consenso. Gestión de la comunicación gubernamental" escrito por tres importantes académicos de la comunicación política de nuestro país. Haré un breve repaso de la trayectoria de estos tres investigadores para avanzar luego en lo desarrollado en cada una de las tres partes en las que se estructura el libro.

Luciano H. Elizalde es Doctor en Comunicaci√≥n por la Universidad de La Laguna y desde hace ya un par de a√Īos es un referente indiscutido en nuestro pa√≠s al momento de abordar el impacto de los medios sobre los comportamientos sociales y las mejores pr√°cticas para la gesti√≥n de la comunicaci√≥n p√ļblica en per√≠odos de crisis gubernamentales. En este trabajo aborda una cuesti√≥n que ya ha sido bosquejada en publicaciones anteriores, pero la sistematiza a partir del concepto articulador de la espiral del consenso-disenso.

Dami√°n Fernandez Pedemonte es Doctor en Letras por la Universidad de La Plata, con estudios de posgrado en comunicaci√≥n realizados en Espa√Īa, Italia y Estados Unidos. Actualmente tiene cuatro libros publicados sobre el impacto de la construcci√≥n del hecho period√≠stico en la percepci√≥n de los actores sociales, adem√°s de varias publicaciones en revistas especializadas y colaboraciones en libros sobre la tem√°tica de la comunicaci√≥n. Es decano de la facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad Austral e investigador del CONICET.

Mario Riorda es Mgter. en Pol√≠tica y Gesti√≥n P√ļblica (UES21 ‚Äď Georgetown University) y decano de la Facultad de Ciencia Pol√≠tica y RR.II. de la Universidad Cat√≥lica de C√≥rdoba. Actualmente es doctorando en Comunicaci√≥n Social por la Universidad Austral y ha sido profesor en Universidades de toda Iberoam√©rica, donde tambi√©n ha realizado trabajos de consultor√≠a pol√≠tica en cuestiones de comunicaci√≥n pol√≠tica tanto en Argentina como en el exterior.

El trabajo está articulado en tres partes y si bien cada una puede ser estudiada en forma individual; las tres se complementan abordando distintos aspectos, y desde distintas perspectivas, de la comunicación política y de la funciones de la comunicación gubernamental en la construcción del consenso y de la legitimidad democrática para un buen gobierno.

El primero de estos trabajos es el más extenso de todos. Bajo el título de "Hacia un modelo de comunicación gubernamental para el consenso" Mario Riorda aborda la cuestión de la construcción de un mito de gobierno para posibilitar una gestión gubernamental exitosa, a partir de una perspectiva incremental.

Desde contextos latinoamericanos, la necesidad de generar consensos relativos desde el sector p√ļblico se pone de manifiesto en la constante inestabilidad (o "disensos inestabilizadores", como lo define Riorda) que atraviesan nuestros gobiernos. A diferencia de los juegos de suma cero (propio de las ret√≥ricas de campa√Īa electoral) el ejercicio gubernamental es una constante suma variable, con un lenguaje emparentado a la negociaci√≥n, con el fin de construir coaliciones que permitan el mejor ejercicio gubernamental de la gesti√≥n. Ese es el desaf√≠o te√≥rico de Mario Riorda, delinear un modelo de comunicaci√≥n p√ļblica gubernamental anclado en las consecuencias subjetivas de la recepci√≥n de la comunicaci√≥n emanada desde las instancias gubernamentales, por parte de los ciudadanos.

El concepto de mito de gobierno se constituye en el marco de comprensi√≥n de las distintas acciones comunicativas gubernamentales, que desde una l√≥gica incremental y construccionista, posibilita una agenda de consenso y una intervenci√≥n p√ļblica legitimada.

Por otro lado, el libre acceso a la informaci√≥n, la competencia de medios en la agenda p√ļblica, la atenci√≥n a las demandas de la ciudadan√≠a y la multiplicidad de actores intervinientes en la esfera de la comunicaci√≥n pol√≠tica, son las garant√≠as de democracia del modelo.

En nuestro pa√≠s, la comunicaci√≥n pol√≠tica ha sufrido siempre una desconfianza de parte, no solo del √°mbito acad√©mico y de los cient√≠ficos sociales, sino tambi√©n del p√ļblico en general. Como si la gesti√≥n acertada o no de las pol√≠ticas p√ļblicas no dependieran tambi√©n del consenso necesario para llevarlas a cabo y de la legitimidad lograda a trav√©s del discurso. La palabra como sustituto demag√≥gico de la acci√≥n pol√≠tica. Es decir, un juego de suma cero, en el que la √ļnica gesti√≥n posible de la comunicaci√≥n es aquella que persigue la manipulaci√≥n de los ciudadanos.

Por el contrario y siguiendo la l√≠nea del ya cl√°sico modelo de comunicaci√≥n pol√≠tica de Dominique Wolton, Mario Riorda asume el desaf√≠o de pensar que palabra y acci√≥n no son antinomias de un zigzagueante juego entre demagogia e intervenci√≥n pol√≠tica, sino que es el discurso mismo (incluso aquel que se construye a trav√©s de pol√≠ticas p√ļblicas concretas), de las instancias gubernamentales el que significa y procesa el equilibrio entre los apoyos y las oposiciones necesarios para "mandar" leg√≠timamente.

Es un aporte sustancial y necesario en el campo de la comunicación política de nuestro país, que se nutre de distintas escuelas francesas y americanas para entender y comprender procesos sociales complejos como los latinoamericanos, y el argentino especialmente. Un aporte insoslayable para entender la actual comunicación gubernamental, sus márgenes, limitaciones y riesgos.

Las elecciones democr√°ticas siguen siendo el momento de clausura de una determinada articulaci√≥n discursiva y de apertura de una nueva. En el medio, el trabajo de Mario Riorda arroja luz sobre la pregunta disparadora: "¬ŅY ahora qu√©?, una vez pasadas las elecciones".

A partir de un minucioso an√°lisis y de una cr√≠tica fundamentada al incrementalismo, Riorda reelabora ciertas concepciones de esta corriente, acert√°ndonos m√°s a nuestras realidades latinoamericanas. Sin caer en el pragmatismo, el abordaje se construye desde una visi√≥n realista de la gesti√≥n. El proceso incremental nos permite, seg√ļn sus palabras, "dar cuenta de modo realista de los avances de una gesti√≥n en el sentido de que a√ļn no siendo lo √≥ptimo que un gobierno deseara, es consciente de que si se produce una ca√≠da, esta ser√° m√≠nima".

En mi opinión personal, creo que uno de los aportes más sustanciales del análisis de Riorda es la clasificación de las demandas ciudadanas en función de la temática y de la intensidad y de los tipos de comunicación posibles, que el Gobierno en respuesta las mismas, puede encarar acercándose o alejándose de la posibilidad de alcanzar consensos relativos.

El car√°cter pr√°ctico de esta primera parte se pone de manifiesto en el an√°lisis de casos concretos de experiencias exitosas tanto de Argentina, como son los casos de Rosario y R√≠o Grande, como de otros pa√≠ses como Espa√Īa (Barcelona), Francia, Chile y Hong Kong.

La Argentina es un pa√≠s que nunca ha estado exento de crisis de comunicaci√≥n y de legitimidad. La dif√≠cil construcci√≥n de consensos pol√≠ticos que permitan avanzar hacia pol√≠ticas p√ļblicas de largo plazo se ha manifestado en casi todas las √°reas, salvo pocas excepciones. El proceso de espiral del consenso-disenso, descripta por Luciano Elizalde, es el segundo trabajo con el que nos encontramos.

En esta segunda parte, titulada "La Comunicaci√≥n Gubernamental: Problemas y soluciones estrat√©gicas", Elizalde se propone analizar las condiciones estructurales, en las que los gobiernos, como centros administrativos del aparato estatal, interact√ļan con la sociedad por medio de la comunicaci√≥n gubernamental. Esta interacci√≥n entre gobierno y sociedad es analizada tanto desde la teor√≠a de la comunicaci√≥n como de la teor√≠a social.

Como dice el autor: "Los gobiernos en la funci√≥n de poder ejecutivo se encuentran en un contexto social marcado por la sobreexposici√≥n p√ļblica, la sensibilidad social y pol√≠tica, y el aumento de participaci√≥n social, es decir, la democratizaci√≥n funcional de los diferentes grupos sociales." Es justamente, en estos contextos, en los que los gobiernos deben proponerse de modo sistem√°tico la obtenci√≥n de consensos y la gesti√≥n p√ļblica de los disensos sociales, "si es que pretenden alcanzar con cierto √©xito y eficacia los objetivos de las pol√≠ticas p√ļblicas".

La gesti√≥n de la comunicaci√≥n es, entonces, una herramienta central y estrat√©gica permanente y constitutiva del poder p√ļblico, que busca el apoyo y la legitimidad para el resto de las pol√≠ticas p√ļblicas que el gobierno electo debe gestionar democr√°ticamente.

El enfoque de Elizalde no persigue ser un cat√°logo de recomendaciones pr√°cticas, aunque tambi√©n las ah√≠, sino delinear un enfoque estrat√©gico que permita dar respuestas concretas desde la comunicaci√≥n a los distintos problemas constitutivos de la esfera p√ļblica actual que van apareciendo en la gesti√≥n gubernamental.

La hip√≥tesis central de Elizalde es que el problema estructural que tiene cualquier gobierno es el de mantener, conseguir y gestionar ciertos niveles de consenso en contextos cada vez m√°s complejos. Por lo que si un gobierno es proclive a un d√©ficit de consenso de modo recurrente, √©ste deb√≠a desarrollar estrategias comunicativas con el mismo nivel de racionalidad con el que formulan otras pol√≠ticas p√ļblicas. Por otro lado, la estrategia comunicativa es transversal a todas las √°reas, ya que la gesti√≥n de los consensos relativos garantiza la legitimidad necesaria para la aplicaci√≥n de otras pol√≠ticas de Estado.

El proceso de fases o niveles de la espiral del consenso-disenso, le permiten a Luciano Elizalde avanzar hacia una teor√≠a social del consenso en la que se profundiza una tem√°tica ya abordada previamente en "Estrategias en las crisis p√ļblicas. La funci√≥n de la comunicaci√≥n en las crisis" de la misma editorial La Cruj√≠a en el 2004. Los conceptos de reputaci√≥n ‚Äď credibilidad ‚Äď legitimidad ‚Äď la p√©rdida o los aumentos de la confianza y de institucionalidad le permiten al autor armar un bosquejo de las mejores estrategias para abordar la comunicaci√≥n gubernamental.

No solo se trata de táctica, concluye Elizalde, sino de una estrategia que contemple los condicionamientos estructurales políticos, sociales y comunicativos. La necesidad de conseguir consensos no es una elección entre varias, sino una característica estructural necesaria para conseguir legitimidad en las distintas políticas encaradas por el Estado. Se plantea así una discusión fecunda entre los plazos de las políticas incrementales abordada por Mario Riorda, y la posibilidad de aplazar o no los tiempos para la construcción del consenso.

La variedad de pol√≠ticas de comunicaci√≥n catalogadas y sistematizadas por Riorda y Elizalde permiten ampliar las perspectivas de acci√≥n de los dirigentes pol√≠ticos. Como dice Elizalde: "en la medida en la que se eval√ļan como opciones reales, aumentan las posibilidades de conseguir con m√°s eficacia los intereses estrat√©gicos". El riesgo de manipulaci√≥n que perspectivas constructivistas como la de Edelman encierran, es un dilema √©tico que no puede ser obviado. En la cuarta reflexi√≥n final Riorda advierte sobre la cuesti√≥n: "La persuasi√≥n es una herramienta adecuada para instalar argumentos que den cuenta del mito de un gobierno, siempre que se la sustente con pol√≠ticas de acceso a la informaci√≥n. Los abusos no son de la persuasi√≥n, sino de quienes abusan de la persuasi√≥n."

El tercer trabajo realizado por Damián Fernández Pedemonte complementa las dos visiones anteriores y avanza hacia análisis de casos recientes de nuestra historia, en los que se ponen de manifiesto muchos de los conceptos teóricos desarrollados previamente. En el mismo se aborda el discurso del gobierno ante casos periodísticos conmocionantes.

Desde la introducci√≥n, la comparaci√≥n entre el discurso de Fernando de la R√ļan ante la Asamblea Legislativa al momento de asumir su cargo y el discurso de asunci√≥n de Nestor Kirchner pone de manifiesto distintos estilos comunicativos y distintas agendas de gobierno que se cierran y se inauguran en cada elecci√≥n presidencial. Estos discursos, explica Pedemonte, "se comportan como tel√≥n de fondo que sirve como contraste de otras situaciones de comunicaci√≥n pol√≠tica posteriores, protagonizadas por estos mismos presidentes".

Pedemonte se focaliza en las noticias m√°s importantes que han sacudido al escenario pol√≠tico, produciendo alteraciones en los planes de gobierno, llegando incluso a propiciar la ca√≠da de un presidente, y c√≥mo estas noticias period√≠sticas se han convertido en variables determinantes de la acci√≥n de un gobierno. Es decir, se busca comprender la relaci√≥n de las instituciones del gobierno p√ļblico con los medios de comunicaci√≥n a partir de los enunciados discursivos que se presentan desde los medios, pertenecientes tanto a las estrategias enunciativas de las organizaciones pol√≠ticas como la de los medios de comunicaci√≥n.

Se analizan las tres crisis p√ļblicas m√°s importantes de los √ļltimos gobiernos de De la R√ļa y de Kirchner, como fueron los casos de los sobornos en el Senado de la Naci√≥n, las protestas sociales de diciembre de 2001 y las olas de violencia y las movilizaciones en reclamo de medidas para combatir la inseguridad. En estos casos se realizan algunas observaciones muy valiosas para los gestores de la comunicaci√≥n p√ļblica, sobre el comportamiento y funcionamiento de los medios en el orden discursivo ante casos conmocionantes como los abordados.

Esta original relectura que Pedemonte hace de las cr√≥nicas period√≠sticas, en sinton√≠a con trabajos anteriores como "La violencia del relato. Discurso period√≠stico y casos policiales", tiene como objetivo modelizar dos estilos comunicativos diferentes (De la R√ļa y Kirchner) que se dan en tiempos de normalidad y de crisis, y que recorre el camino que lleva al pol√≠tico desde el poder formal (aquel que emana de las normas autoritativas) a cimentar el poder simb√≥lico que le permitir√° ejercer el poder pol√≠tico.

Las palabras solas no consiguen los efectos deseados, descontextualizadas de las condiciones sociales que le confieren poder al discurso. En la memoria del lector es imposible que no llegue la imagen de un impotente De la R√ļa discurriendo frente a las c√°maras palabras que solo lograban agravar las condiciones sociales y dilapidar su capital simb√≥lico. El autor nos alerta: "El pol√≠tico debe medir continuamente si el reconocimiento de que dispone le alcanza para realizar un acto de habla del tipo de ordenar, prometer, amenazar, dispensar, etc." La comunicaci√≥n pol√≠tica se manifiesta entonces, como la principal herramienta para construir o para destruir completamente esa confianza social necesaria para gobernar.

Al centrarse en las potencialidades de enmarcar los debates, de definir la agenda futura y de construir al enemigo que tienen los discursos políticos, el autor analiza el poder como el poder de enunciar. Es decir, el poder de apertura y de clausura comunicativa que un determinado discurso autoritativo ofrece como modelo de debate racional a una sociedad.

En todo momento el autor busca establecer referencias entre un sólido entramado teórico y una fructífera lectura práctica de la comunicación política. Es decir, dicho en sus mismas palabras, busca "establecer un puente entre la novedad abstracta del punto de vista académico y la necesidad de procedimientos concretos de los profesionales preocupados por la gestión de la comunicación de las instituciones políticas".

"El gobierno comunica, y a la sociedad se la mantienen incomunicada. Y si a este escenario le a√Īadimos unas gotas de pasi√≥n en forma de pelota que rueda en la cancha, ya tenemos el escenario ideal. Estamos listos para el apag√≥n informativo. M√°s comunicaci√≥n, m√°s incomunicaci√≥n." As√≠ caracteriza, con iron√≠a y una prosa punzante, Ismael crespo en el Pr√≥logo, el contexto polivalente en el cual aparece este libro. Una sociedad manantial de la informaci√≥n y unos ciudadanos que ni siquiera conscientes de la sed, son colocados en la posici√≥n de consumidores.

En América Latina somos cada vez más conscientes del déficit democrático de nuestras sociedades y de los riesgos que acarrean populismos de retórica y autoritarismos de gobierno. Poner bajo la lupa la comunicación gubernamental, desde una perspectiva académica y de gestión profesional para construir consensos que permitan a nuestros países avanzar hacia políticas de largo plazo, es una tarea urgente. A ese destino apunta este trabajo.

Un libro necesario para el campo de la comunicación política, siempre abundantes de estudios de ocasión realizados por consultores políticos en detrimento de una mayor profundidad y seriedad académica, y un libro urgente, para entender y comprender la realidad de nuestros países, siempre carentes de políticas que logren generar consensos sociales relativamente estables.

Un aporte teórico, un aporte estratégico y un aporte práctico. Tres visiones consolidadas y, que pesar de las diferencias de estilo y de perspectivas teóricas, logran articularse en una visión prismática coherente y fecunda.

Un trabajo de consolidaci√≥n te√≥rica del campo, de inevitable consulta para los gestores p√ļblicos y de amplias potencialidades de ramificaciones te√≥ricas en investigaciones futuras de la comunicaci√≥n pol√≠tica.

URL del Documento:
https://www.cienciared.com.ar/ra/doc.php?n=608

URL de la Revista:
https://www.cienciared.com.ar/ra/revista.php?wid=9

7185 Visitas
Volver 

FISEC-ESTRATEGIAS es la Publicación Académica
editada por el  Capítulo Argentino
con sede en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ
ISSN 1669- 4015


Publicado con Lapacho ® Revistas Académicas 2.0